CompraRenta

Ley de Arrendamiento de Vivienda Urbana en Colombia

La ley de arrendamiento de vivienda urbana en Colombia es la 820 de 2003, la cual se encarga de fijar las reglas que se deben seguir para la regulación del contrato de arrendamiento de vivienda urbana, su objeto es el siguiente:

“ARTÍCULO 1o. OBJETO. La presente ley tiene como objeto fijar los criterios que deben servir de base para regular los contratos de arrendamiento de los inmuebles urbanos destinados a vivienda, en desarrollo de los derechos de los colombianos a una vivienda digna y a la propiedad con función social”

Esta ley cuenta con criterios acerca de cómo debe ser el trámite para el arrendamiento de vivienda urbana, en su tercer articulo nos menciona cuales son las formalidades con las que debe contar en el contrato de arrendamiento especificado que se puede realizar de manera verbal o escrito.

Adicionalmente esta ley específica cuales son las obligaciones tanto para el arrendador como para el arrendatario, también de como son las reglas relacionadas con los servicios públicos y domiciliarios y las prohibiciones de exigir un depósito en dinero efectivo o cualquier otra caución para garantizar el cumplimiento de las obligaciones.

Sobre las obligaciones del arrendador mencionaremos las siguientes:

1. Entregar al arrendatario en la fecha convenida, o en el momento de la celebración del contrato, el inmueble dado en arrendamiento en buen estado de servicio, seguridad y sanidad y poner a su disposición los servicios, cosas o usos conexos y los adicionales convenidos.

2. Mantener en el inmueble los servicios, las cosas y los usos conexos y adicionales en buen estado de servir para el fin convenido en el contrato”

Algunas de las obligaciones del arrendatario son:

1. Pagar el precio del arrendamiento dentro del plazo estipulado en el contrato, en el inmueble arrendado o en el lugar convenido.

2. Cuidar el inmueble y las cosas recibidas en arrendamiento. En caso de daños o deterioros distintos a los derivados del uso normal o de la acción del tiempo y que fueren imputables al mal uso del inmueble o a su propia culpa, efectuar oportunamente y por su cuenta las reparaciones o sustituciones necesarias.

Estas obligaciones como ya mencionamos anteriormente están taxativas en la ley, lo cual permite a los futuros contratantes tener bases para la realización de su propio contrato de arrendamiento y así cumplir con lo dispuesto en normas legales.

La ley 820 de 2013 es una ley que permite regular los contratos de arrendamiento de vivienda urbana y así no afectar el derecho de ninguna de las partes, es una ley clara y de fácil entendimiento para cualquier persona.

Compartir
error: Este contenido se encuentra protegido